VISITAS GUIADAS A EXPOSICIONES TEMPORALES

  • Página 1 de 25
  • |
  • 1
  •   
  • 2
  •   
  • 3
  •   
  • 4
  •   

Departamento de Prensa de Bárbola & Arte, S.L.

Para contactar con la persona responsable del departamento de prensa escribe a Miriam García: Info@barbola.es

París pese a todo. Artistas extranjeros, 1944-1968. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

La muestra nos trae una extensa investigación en torno a la escena artística parisina tras la Segunda Guerra Mundial, marcada por el desencanto y el pesimismo colectivo. Frente a la imagen cohesionada y unitaria de la Escuela de Nueva York a través del expresionismo abstracto y su artista estrella, Jackson Pollock, por el contrario, en París, convivieron y se discutieron multitud de lenguajes y posicionamientos plásticos: eran comunes y prolíficos los debates entre figuración y distintos tipos de abstracción, como la lírica o la geométrica, también entre distintas corrientes, como el informalismo, surrealismo o los incipientes experimentos de arte cinético, entre la Escuela de París, que buscaba integrar las referencias foráneas con un cierto racionalismo o las diferentes concepciones en torno al papel del artistas, que iba de la exaltación de la libertad individual al compromiso político y social. 

Reserva tu visita: info@barbola.es

Museo del Prado 1819-2019. Un lugar de memoria. Museo Nacional del Prado.

La muestra nos plantea un discurso cronológico organizado por etapas en las que se reflejan los hitos más importantes de la institución y su papel en la sociedad como un "lugar de memoria" y como un organismo vivo. La identidad del Prado se inicia con sus propias colecciones, formadas a partir de las Colecciones Reales que a lo largo de estos dos siglos no han dejado de aumentar mediante diversas fórmulas de adquisición, como las donaciones, legados, compras etc. Además estas obras se enriquecen constantemente, pues son muchas las generaciones de artistas que a lo largo de este tiempo han planteado diferentes lecturas con las mismas, hasta elevar al Prado como un "museo para los pintores". 

Reserva ya tu visita: info@barbola.es

Max Beckmann. Figuras del exilio. Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

A lo largo de su trayectoria desarrolló una pintura personal e independiente, de signo realista pero llena de resonancias simbólicas que son un fiel reflejo de la sociedad de su tiempo. 
Dividida en dos secciones, la primera abarca desde los años anteriores a la Primera Guerra Mundial, hasta la década de 1930 y la segunda, se dedica a los años de Ámsterdam y Estados Unidos. Esta división es clave para entender la trayectoria artística del pintor, "contemplarla desde una perspectiva alemana" tal y como nos comenta su comisario Tomás Llorens. 

Reserva tu visita: info@barbola.es  

Monet/Boudin. Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

El diálogo entre ambos artistas nos permitirá conocer mejor no solo el periodo de aprendizaje de Monet, sino además profundizar mejor sobre el conjunto de las carreras de ambos artistas y los orígenes del movimiento impresionista. Los dos dejaron atrás las exaltadas composiciones románticas y evolucionaron hacia un naturalismo preocupado por la plasmación de los efectos atmosféricos. Aún así, se pueden observar claras diferencias entre ambos, mientras que Boudin continuó las enseñanzas de los paisajistas de la generación de 1830 y las llevó a la máxima expresión del naturalismo, Monet lideró la nueva generación de impresionistas, abriendo paso a una nueva concepción del paisaje moderno en la que la impresión retiniana se anteponía a la experiencia conocida del mundo.

Reserva tu visita: info@barbola.es  

BÁRBOLA